¿Qué es la franquicia?

La franquicia corresponde al importe que debe pagar el viajero en caso de que, durante el alquiler, ocurra un incidente del cual sea responsable o sin tercero identificado.

Se utiliza para daños exteriores (carrocería, rotura de lunas, parachoques...). Una franquicia de seguro se aplica según la regla "un incidente = una franquicia". Para más información sobre la franquicia aplicada por cada seguro, accede a nuestra página de seguros de alquiler.

La franquicia es diferente a la fianza que el propietario podrá solicitarte el día de la salida. La fianza sirve para daños al vehículo no cubiertos por el seguro (platos rotos, mesa exterior dañada, limpieza, etc) así como toda suma debida al propietario si existen desperfectos en el vehículo con respecto al estado inicial que figure en el contrato de alquiler. Asimismo, puede servir para cubrir el exceso de kilómetros cuando éstos superan el kilometraje elegido por el viajero y el importe de la franquicia del seguro si fuera necesario.