¿Tengo que limpiar el vehículo? ¿Tengo que medir los niveles?

Salvo en caso excepcional, acuérdate de tirar las aguas residuales, llenar el tanque de aguas limpias y llenar el tanque de combustible. Devuélveselo al propietario igual de limpio que a la salida: piensa en el propietario y en los próximos viajeros. La etapa de la limpieza le permitirá comprobar que no se te ha olvidado nada: sábanas, juegos o cualquier efecto personal que tuvieras contigo. En caso de suciedad exterior y/o interior en la entrega del vehículo, el propietario puede retener del depósito de garantía (fianza) una compensación por la limpieza, conforme a las cláusulas del contrato de alquiler.